¿Has probado el colchón Flex Flamingo?

Se trata de un colchón hipoalergénico, que mezcla una base de muelles ensacados con la flexibilidad y el confort de la viscoelástica.  

Pero ¿Qué significa este tres en uno?

Los colchones de muelles ensacados están compuestos a base de “pequeñas bolsas”, cosidas individualmente, que permiten que cada muelle funcione de forma independiente, maximizando la adaptación del cuerpo y distribuyendo de forma eficaz el peso de cada individuo en el colchón.

Además, esta tecnología evita el deterioro natural del colchón por su uso, y también las posibles deformaciones. El colchón no se hundirá y, en consecuencia, tenemos un mueble duradero, estable y capaz de ataparse a la anatomía de quienes lo disfrutan.

Un colchón con acogida viscoelástica. Se trata de un material creado por la NASA para evitar la presión excesiva del cuerpo sobre los colchones, favoreciendo el descanso de todos los músculos. La acogida viscoelástica aporta, por tanto, un extra de confort, adaptando la superficie a la forma del individuo.

La mezcla de muelles flex y viscoelástica es ideal para evitar que el colchón resulte demasiado blando o demasiado duro, manteniendo un punto de equilibrio entre adaptación al cuerpo y firmeza.

Un colchón hipoalergénico. Se trata de un colchón capaz de reducir al mínimo los agentes alérgenos, lo que evita la proliferación de cualquier tipo de bacteria, pero también de los famosos ácaros. Y es que cuando dormimos, dejamos cientos de células muertas sobre el colchón, que son un caldo de cultivo ideal para los primeros.

Además, si eres asmático o sufres de alergias con frecuencia, este tipo de colchones será ideal para ti, evitando que necesites realizar una limpieza profunda demasiado a menudo y manteniéndolo libre de patógenos.

En definitiva, el colchón Flamingo Flex combina la mejor tecnología, para un descanso que respeta nuestros músculos, que nos aporta un extra de relax y la tranquilidad de que estamos en una espacio seguro. 

Deja una respuesta