Ventajas de los colchones viscoelásticos



En nuestra tienda de colchones en Bilbao encontrarás la mejor opción para un descanso reparador. Por ejemplo, colchones viscoelásticos, ideales para dormir de forma saludable. Te invitamos a leer este post para conocer todas sus ventajas.

Los viscoelásticos son una clase de colchones que se adaptan perfectamente al cuerpo, reduciendo y aliviando los puntos de tensión. Los materiales de fabricación ayudan a regular la temperatura corporal y a reducir la tensión muscular acumulada. Por eso, los viscoelásticos de  Colchonerías Miluna son la mejor solución para las personas que por las noches no logran descansar todo lo que deberían. Si por la mañana te levantas con sensación de no haber dormido lo suficiente, será recomendable probar estos colchones.

Son una alternativa a tener en cuenta barajar para las personas que duermen acompañadas y la otra persona se mueve mucho. Lo decimos porque estos colchones no transfieren el movimiento de un lado a otro. Otro punto fuerte es su larga vida útil, de hasta 15 años si el colchón es de calidad óptima.

Estos colchones nos proporcionan la dureza idónea para descansar debidamente. La razón es que los viscoelásticos son menos duros que los de muelles y menos blandos que los de látex. Por lo tanto, ninguna zona del cuerpo quedará sin apoyo y se podrá mantener una alineación correcta de la espalda durante la noche para levantarse con energías renovadas.

Ventajas de los colchones viscoleásticos

1. Efecto huella

Se adapta perfectamente a la fisionomía del cuerpo. Cuando te levantas de la cama, esta vuelve a recuperar su forma original. Es lo que se conoce como Resiliencia o High Resilence.

2. Termosensibles

Regulan la temperatura corporal. Muchos modelos de viscoelásticos incorporan

sistemas y tratamientos de transpiración.

3. Alivian tensiones y dolores

El material viscoelástico reduce tensiones musculares.

4. Mejoran la circulación

5. Higiénicos y anti-alérgicos

6. Duradero

Estos colchones tienen una vida media de 10 años, según la Asociación Española

de la Cama (ASOCAMA).