Viscoelástica

Material viscoelástico de célula abierta, sensible a la temperatura corporal, al tumbarnos le transmitimos calor que reacciona creando un molde exacto de nuestro cuerpo.
Este material cambia en función de la temperatura del cuerpo humano. Una espuma con memoria absorbe el calor corporal y a medida que el material se estira, estas zonas específicas se vuelven mucho más blandas. Por encima de dicha temperatura son espumas elásticas, por debajo son rígidas y en su intervalo de uso son viscoelásticas.

Las almohadas de viscoelástica son las que mejor se adaptan a tu cuerpo. Este material te permitirá tener un descanso único gracias a las propiedades que lo componen. Facilita la circulación sanguínea, se adapta a la forma del cuerpo y reduce los puntos de presión evitando que des vueltas en la cama.

Mostrando todos los resultados 6